Y a dos palmos de escuchar su corazón

Gasparin

Fernanda

Bien, se acabo un año con muchos cambios y empieza otro con otros, ya saben la cuesta de enero y esas cosas.

Para ser breve esa niña de ahí <– es mi hija 😀 se llama Fernanda, bien, pues básicamente podría decirles lo curada que es ser papá, pero, seamos sinceros 😛 es difícil, es raro, ademas, siempre que la veo pienso, hmm y a que hora vendrán a recogerla, pero noooo, la realidad es que viviré con ella al menos 18 años :S

Es difícil, porqué no habla, y pues llora y no sabes ni porqué, al principio dormía casi todo el día, el problema era en la noche, no se quería dormir o bien tenia sesiones de tomar leche materna de 2 horas :S, ahora llora mas, hace berrinche y al menos ya duerme un poco más en la noche.

No tengo idea como educarla, supongo que muchos besos y abrazos es suficiente, pero igual, como no viene con instructivo y aunque hay muchos manuales por ahí, no son suficientes, es muy difícil, pero cuando la ves a los ojos y te regala una sonrisa como esa, vale la pena.

A estas fechas ya tiene tres meses y algo :P, ya babea y empieza a balbucear cosas, Xochilt dice que pronto le saldrán los dientes :S y que empezará a hablar a temprana edad, no se si esto sea bueno o malo, pero pues da igual, estamos felices por ella y la amamos mucho ^^

Entre otras cosas repentinamente cambie de trabajo, y estuve dos meses buscando, después encontré uno, que pintaba bien pero la paga no era la que necesitaba, y menos con la llegada de Fernanda. Al final por una casualidad o coincidencia, pude infiltrarme en Farmacias Roma, como guardia de sistemas, cuando me dijeron que trabajaría de tres de la tarde a ocho de la mañana, pensé, espero que la paga sea buena, y bien al final me dijeron que pagaban casi los tres mil pesos, y entonces acepte seguir con el proceso, al final fui el elegido y pues ahora estoy en eso.

El trabajo es mejor de lo que esperaba, realmente el ambiente laboral es muy bueno, sobre todo de manera institucional, bueno al menos en oficinas, se que en sucursales es diferente la vision de ellos, en fin como sea, resultó que de tres de la tarde a las seis de la tarde estoy en la oficina de martes a viernes, me dan un teléfono blackberry y puedo irme a mi casa de seis de la tarde a ocho de la mañana, de hecho hasta puedo estar dormido, solo debo de contestar el teléfono y si hay que salir a la sucursal, pues debo hacerlo, si me ha tocado salir en la madrugada :S, sábado y domingo estar pendiente y disponible todo el día.

La desventaja es que pierdes un poco tu vida social, pero venga, somos geeks, realmente no la tenemos de por si 😛 . Creo que perder mi trabajo fue lo mejor que me paso, espero conservar este mucho tiempo 🙂

En fin saludos y pues espero que esten bien 😀 ahh ya son las seis ya me voy a mi casa a trabajar 😛 ZzZzzzZZzzzz…